Blogia
Sueños de un loco

Cagar: ¿un dulce placer?

Cagar: ¿un dulce placer? Cagar... Oh dulce placer...
Todos sabemos que cagar es uno de los mayores placeres de la vida y no nos podemos avergonzar de este echo, ya que todo el mundo caga, defeca, excrementa, evacua… o como queráis decirlo pero para mi el termino correcto es cagar.
Siempre pensamos que cagar es sinónimo de placer, de un bienestar general que se genera al expulsar los excrementos por el ano y luego limpiándose cuidadosamente los restos sobrantes. No os escandalicéis por estas palabras, ya que es una acción que la mayoría de nosotros realizamos más de una vez diariamente, siempre hay excepciones.
Bien, a lo que iba a contaros, cagar no es siempre una buena experiencia, ocurren veces en que cagar puede ser un infierno.
Todo comienza de noche, de juerga con tus colegas. Estas bebiendo unas copas, disfrutando de la noche, echándote unas risas, viviendo el momento como nunca, observando chicas guapas pasar a tu lado sin decirles absolutamente nada, y en un momento concreto sientes una extraña sensación en tu intestino grueso, te empieza a molestar algo, te das cuenta de que te estas cagando. Lo primero que haces es dirigirte a alguno de tus coleguillas con el que más amistad tengas y le dices: “Tío, me estoy cagando.” Lo primero que hace es reírse de ti, cosa que a ti te parece una cabronada ya que no quieres volver a casa antes de tiempo con un pastel en el culo. Le comentas que nos dirijamos a algún local cercano para ir de paso al baño y allí vaciar el colon.
Después de una media hora de duro trabajo decidiendo un local entre todos, llegas al sitio, y lo primero que haces es dirigirte a toda prisa a los baños. La putada es cuando están escaleras arriba, porque llevas aguantando no irte de vientre una media hora y con la subida de escalones puede evacuar la mierda. En estos casos suele seguirte alguien para reírse de ti del otro lado de la puerta mientras cagas, el típico huele culos, que le gusta joderte en el momento cumbre de la defecación.
Llegas a los servicios, lo primero que notas es un olor a orina insoportable, y a dos borrachos riéndose solos mientras discuten si tienen fimosis o no… aun por encima el water está ocupado y te cagas, nunca mejor dicho, en todos los muertos del otro personaje que esta introducido en dicho sitio. Después de un minuto de espera ves que salen dos tios rascándose mucho la nariz “¿Porque no harán sitios especiales para los cocainómanos?”, piensas.
Nada más salir los individuos te metes en el baño e intentas cerrar la puerta, en ese momento miras que la puerta no tiene ningún pestillo ni nada para cerrarla, y aun encima tiene un ligero desnivel que hace que se abra. Bien, te toca aguantarla en con la mano. Lo siguiente es observar el water y su estado: todo echo una mierda, más asqueroso que las alcantarillas, todo meado y sucio por fuera, no te queda más remedio que cagar medio en cuclillas para no rozar esa sustancia amarillenta que hay alrededor del water. Pero antes de ejecutar la acción hay que acordarse de mirar algo muy importante, si hay papel. Te das cuenta de que no hay nada, se ha gastado porque los del grifo lo utilizan para limpiarse las manos u otras cosas, necesitas ayuda. Desde dentro le gritas al huele culos que si tiene un pañuelo, cosa que le causa más gracia al imaginar tu situación. Intentas sacar la mano por el hueco de la puerta para que no observe el infierno en el que estás metido.
Ahora llega el momento de poner en practica la “Operación Cagada”. Te bajas los pantalones asta la rodilla, te pones en posición adecuada apuntando bien, para que el turullo no se salga de la trayectoria correcta, mientras que con una mano aguantas la puerta. Ya no hay marcha atrás, la evacuación comienza… Te sale la cagada de tu vida, un tronco de mas de 10 de largo el cual nunca verás más, después de estar casi una hora aguantando no me extraña, en ese momento recuerdas algo… el agua del water, pero ya no hay tiempo. Al defecar desde una altura alta y encima con un buen mojón, es inevitable que el agua del fondo rebote y te moje todo el culo, cosa que ocurre… Pierdes el control de la acción, ya no sabes que hacer, tienes todo el culo mojado y lleno de mierda y solo un pañuelo para limpiarte. Te olvidas de la mano que sujeta la puerta para ayudar en la faena de limpieza y a los tres segundos entra alguien por la puerta sin saber que estabas tu dentro. Aun por encima la puerta abre hacia donde estas tu medio en cuclillas luchando contra todos tus demonios. Te comes un portazo y todo el esfuerzo que te había costado mantenerte en una posición para no mancharte de meada se desvanece en el aire. “Misión Fallida”, tu cagada a sido un infierno… Ya os imagináis lo que ocurriría, no quiero ni contarlo, pero imaginaros lo peor.
Así que… antes de salir de casa echar una buena cagada, porque os puede salvar la vida, y como en casa en ningún otro lugar se caga.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

6 comentarios

maxy -

el mayor placer no es cagar si no follar con una tia buena o con tu novia kinceañeras follo cada dia mas y la polla se me escuece mucho cuando lo hago

trologeyloforlica -

ahh el placer mas grande q supera a cagar es meterse algo en el culo (pija-escobas) ufs!q placer

el cagon! -

no mames el cagar el lo mejor!!!

Belladama -

ME ENCANTA ESTE TEMA ES TAN REAL Y TAN NATURAL Y HAY PERSONAS QUE SE AVERGUNZA ME ENCANTA CAGAR ES MEJOR QUE TODO PORQUE CUANDO TIENES ESE DOLORSITO Y DEPUES CAGA AHHHHHHHHHHHHHHHHH
Q ALIVIO

tu conciencia -

eres un pedazo de mierda.
cohino, minimo fuistes procreado cagando y por el culo.

Rolando Mota Del Campo -

cagar es bueno
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres